Acuarela de pétalos frágiles: ¡ya a la venta!

El gran secreto del mar es que en él se haya su esencia. Su alma está derramada en cada gota que tiene, y por esto, como es tan personal, es que es frágil. Su hermosura también se halla en eso, en su fragilidad, pero esta misma es la que lo hace vulnerable y por eso ese mar se odia un poquito. Odia ser frágil, odia ser vulnerable… aunque los resultados son hermosos. Una acuarela preciosa, de las más increíbles de la humanidad.

¿Quieres acercarte a verla? Quizá te lastimes un poco con las espinas, pero juro que valdrá la pena.