Sobre mí

Estudio Educación mención Dificultades de Aprendizaje (educación especial) en la Universidad Nacional Abierta. En realidad no sé por qué comienzo un sobre mí diciendo qué estudio, como si eso fuera lo único importante en la vida. Las calificaciones, el currículo… Me parece que la vida es mucho más que un currículo y calificaciones, que la vida es más que una lista y números, pero aquí estoy…

Tal vez deba empezar un sobre mí diciendo que soy artista. Me encanta el arte. Siempre soñé con ser arte, aunque suene raro. Toco contrabajo en una orquesta (es decir, soy músico), y escribo. Escribo mucho, soy maquilladore y escucho mucha música. Creo que la escritura, el maquillaje y la música son parte de mí. No podría vivir sin ellos. No sé qué sería de mí sin ellos, y tampoco quiero averiguarlo.

 

Hago arte y soy un dragón. No me preguntes por qué soy un dragón. Solo lo soy. La gente no escoge ser lo que es, y no es muy cortés preguntarle a alguien por qué es una cosa y no otra. Solo soy yo. Nunca he podido ser más, pero me es suficiente.

A veces.

 

Escribo desde que tengo 12 y leo desde que tengo memoria. Escribo más que todo Drama, Romance, Young Adult y Poesía, pero decidí probar con Sci-Fi a ver cómo me va. Lo que más me gusta escribir, sin embargo, es la poesía. No puedo vivir sin la poesía. El mundo no sería mundo si no existiera la poesía. Y entonces yo no sería yo, porque la poesía es una parte de mí.

 

Me gusta la música clásica (como Tchaikovsky, Mozart, Beethoven, Sibelius, Brahms, Shostakóvich, los cuales son algunos de mis compositores favoritos), pero también escucho música con letra, como Owl City, Ed Sheeran, Lorde, 1D, Lea Michelle, Maroon 5, 5H, entre otros.

 

Aunque algunas de las etiquetas que uso para describirme son poeta, escritore y músico, la que prefiero por encima de todo es artista. Creo que no todos los artistas hacen arte. Quizá algunos son arte, aunque no lo noten. Aunque yo soy artista y sí hago arte. Me gusta hacer arte. No sé qué haría sin el arte.

 

Siempre quise ser una persona profunda. No sé si lo soy, aunque a veces me dicen que sí…

Me parece que vemos mal el mundo. La belleza está no sobrevalorada, sino mal enfocada. Tenemos un concepto erróneo de la belleza. Al menos, eso opino. Pienso que la verdadera belleza se halla en la forma de reír de las personas, y en su sonrisa. La sonrisa es la parte más linda de una persona. A veces la sonrisa es chueca o triste, pero todos estamos un poquito rotos por dentro. No creo que pueda ser de otra forma nunca.

 

Creo que el arte bueno es el honesto. El arte se trata de honestidad, de decir la verdad aunque dé miedo. Creo que todos somos niños asustados muy en el fondo, y que cubrimos eso con capas, como Shrek y su cebolla. Quizá todos somos Shrek. Qué lindo pensarlo.

Nunca encajé en ningún lado. A veces pienso que todavía no lo hago. Tal vez no vine al mundo a encajar, sino a otra cosa. Otra cosa más importante, solo que no logro verla…

 

Lo único que nos conecta a todos los seres humanos son las emociones, los sentimientos. Habla de miedo y te entenderá todo el mundo. Habla de amor y todos se sienten. Si hablas de corazones rotos, te entenderán más rápido. A todos nos han roto el corazón. Tal vez nunca sanó del todo y lo seguimos llevando así en el pecho.

 

Las emociones son poderosas e importantes. Es lo que nos caracteriza como humanos. Me gusta escribir historias y poesía porque quiero que la gente sienta algo. Yo siento mucho y por eso escribo, para desahogarme. Tengo un amigo que dice que los artistas crean arte porque se ven en la necesidad de expresarse a sí mismos. He leído frases que dicen que los escritores somos varios mundos contenidos en una sola persona.

Pienso que eso es cierto. Por eso escribo. Porque siento mucho y quiero que quienes me lean sientan lo mismo que yo. Quiero sacar esos mundos que están dentro de mí porque a veces me pesan. Hay muchas cosas que me pesan y la mayoría son emociones. Creo que me las guardo mucho y por eso me pesan tanto. Quizá no debería guardarme tanto…

 

Confieso que le tengo miedo a la oscuridad. Creo que le tengo más miedo a la que tengo dentro que la que está afuera. Pienso que todos tenemos oscuridad dentro de nosotros, aunque sea un poco. Que somos como la luna, con una parte brillante y una oscura. Me parece lindo pensar que somos lunas. Creo que lo importante es que el lado lumínico sea mayor que el oscuro. O no dejar que el oscuro nos consuma…

Sí. Creo que es eso.

 

No sé qué más decir de mí. Me han roto el corazón muchas veces. He llorado mucho. En realidad lloro a menudo. Muy a menudo. Soy demasiado sensible. Esa también es una parte de mí, de quien soy. Creo que es una de las cosas que me hacen artista. O que me caracteriza.

O quizá por eso soy artista, porque siempre siento mucho.

Sin embargo, eso es algo que (ya) no me pesa. Durante muchos años me sentí mal por ser muy sensible, pero luego vi todo lo que podía crear gracias a eso y me pareció que no era malo. Ese “defecto” me había llevado lejos. Listas TOP 100 de Amazon. Jamás lo hubiera pensado. Y todo gracias a esa sensibilidad que en su tiempo me hacía llorar, porque hasta cierto punto la odiaba…

Nuestros errores nos hacen humanos, y nuestros defectos muchas veces se vuelven fortalezas que nos permiten llegar a sitios antes ni imaginados. Ese “defecto”, ese algo de mí que odiaba, era una ventaja, solo que no lo había visto antes. Hoy en día sí lo veo. Y agradezco tenerla. Agradezco ser así. Agradezco ser yo, aunque a veces quiero ser más que solo yo.

Creo que todos queremos ser más que solo nosotros. La vida es muy corta para todo lo que queremos.

Sin embargo, hay que vivirla. Después de todo, para eso se creó.

 

Voy por el mundo sintiendo que llevo un caos dentro de mí. Caos y muchas emociones. Y muchos planetas también. Sin embargo, del caos nacen cosas hermosas a veces. Creo que de los caos nacen estrellas. Y las estrellas son hermosas. Tal vez eso son mis escritos: estrellas. Brillan para mí y para otras personas. Espero que brillen para otros. Pongo una parte de mi alma en cada cosa que escribo.

Así es como soy. No puedo evitar ser así. No puedo evitar ser yo.

Y quizá ese brillo que son mis escritos es parte del que tengo dentro. Me gusta pensar que es eso. Voy a pensar que es eso. 

Y solo espero que nunca deje de ser así.

 

Si gustas, puedes mirar mi currículo y mi portafolio 😉

 

Aclaratoria:

Escribo historias y poemas LGBTQA+ y, siendo más específique, historias gays. Amo las historias gays, amo los gays, amo a la gente gay más de lo que esa gente se ama a sí misma, y lo aclaro porque no me avergüenza en lo absoluto, es lo que más escribo y lo que más me gusta escribir.

(No, tampoco sé por qué me gusta. Creo que uno no sabe por qué uno es lo que es, por qué uno no es lo que uno no es, y por qué a uno le gusta lo que le gusta. Quizá ni siquiera haya razón. Solo es así.

No creo que pueda ser de otra forma.)

Además, soy queer y me gusta escribir historias sobre gente como yo. Y también leerlas, porque creo que es necesario para esto de la visibilidad y que la gente se entere de que existimos y vivimos en el mundo con ellos, entre ellos, porque somos como ellos: normales, pero con nuestro toque personal.

 

Y… creo que no hay nada más que debas saber de mí.

 

Me llamo Violet Pollux, hago arte y soy un dragón.

Eso es todo.

Gracias por leer ❤

All the queer love, Violet Pollux ❤

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s